Hay muchos fotógrafos que defienden que la fotografía tiene que estar acabada una vez hecha, de manera que no le requiera tiempo a posteriori para mejorarla o cambiarla. Otros por contra, defienden que el retoque es necesario. Yo me incluyo en el segundo bloque. Normalmente los detractores de Photoshop se defienden diciendo que les hace perder tiempo. Hay un fotógrafo muy famoso que dice: “Yo no revelo porque es tiempo que le quito a mi familia” y aunque respetable, no estoy de acuerdo. Imaginemos que aprieto tornillos de avión. “No reviso porque le quito tiempo a mi familia”. Si hay que hacerlo, hay que hacerlo (Es parte del trabajo).

No nos engañemos, los buenos fotógrafos tienen un revelado acorde a su fotografía, y sin el revelado digital no se puede llegar a crear cierto tipo de imágenes

Nos guste o no la era digital nos engloba y fagocita por todos lados y la fotografía tiene dos partes básicas: Hacer la foto y revelarla. Y la segunda parte requiere de un ordenador si o si. Un buen fotógrafo debe saber revelar al mismo nivel que hace la foto. Al menos a lo que fotografía se refiere. Quien suele decir que no le gusta revelar mucho, ni hacer técnicas avanzadas es porque no sabe. Hay fotos que, ya sea para recuperarlas o sea para conseguir el acabado deseado, no se pueden lograr con la fotografía en bruto.

Hoy os traigo una pequeña selección de fotos con su antes y su después para que juzguéis por vosotros mismos. Hay fotos que requieren de un retoque mínimo y otras que requieren más tiempo. Cada foto le va pidiendo al fotógrafo que hacerle según su nivel, estilo y técnica, pero todas requieren algo. Hay gente que solo pone la foto en blanco y negro y listo, otros disparan en JPEG en vez de en RAW (Formato bruto para editar) y aplican filtros en masa a diestro y siniestro y eso querido lector es poco profesional y cutre.

En cualquier caso, solo las fotos espectaculares permanecen en el recuerdo de los clientes y para ello muchas veces hay que pulir la foto, ya sea quitando un camión de fondo, un pelo en el ojo, o un extintor. Sea como fuere, el retoque es necesario, pero, eso sí, el retoque bueno, sutil, bien hecho y con estilo y elegancia.  Todo lo que no sea eso, es casi peor que no retocar. El retoque bueno muchas veces se ve pero no se nota..y si buscáis por Youtube o Flickr os encontraréis verdaderos cracks. Ojalá algún día llegue al nivel de Mullen, Julia y compañía. 

En mi opinión es recomendable que un buen fotógrafo sea completo y domine o conozca al menos parte de estas técnicas. Igual que cuando alguien estudia  medicina y tiene 3 años de asignaturas genéricas aunque al final te especialices en cirugía cardiopulmonar, debes saber del resto del cuerpo. Pues esto es igual. Luz, retoque, fotografía, estilo, etc.. son elementos que se deben controlar, porque cuando se hace una foto (Al menos yo) veo hasta donde puedo exprimir mi máquina, y hasta donde puedo llegar con el revelado. No me malinterpretéis, hay profesionales que no retocan, y no por ello son menos profesionales, sencillamente no lo necesitan para el tipo de foto que hacen.

Hay fotos que a veces no requieren de más retoque, es según el tipo de fotografía. Aunque por otra parte hay fotógrafos de renombre que llevan pegado a la espalda a su retocador, de quien nadie sabe nada… Sinceramente, no podría decir que una foto es mía si alguien la ha retocado para mí dejándola impecable cuando yo no he sabido. Imaginad por un segundo que sois pintores.. y pintáis hasta donde sabéis.. y luego llega un profesional de Bellas Artes y os termina el cuadro dejándolo increíble..Pero eso si.. en la web solo aparece tu nombre.. No me parece justo ¿No?

Para terminar y a modo de consejo, si os gusta la fotografía, no dejéis de cuidar el revelado, elegid el software que más os guste y os resulte cómodo y practicad, pero no dejéis nunca de avanzar en ese aspecto. Y no os creáis que todo es retoque de Beauty tipo revista donde las pieles son perfectas.. nada más lejos de la realidad. En mis fotos de bodas hay muchísimos retoques, ya sea quitando gente o elementos que rompen la composición. Desde reflejos en la frente, levantando luces, ajustando colores, limpiando ruido a ISOS altos, corrigiendo perspectivas y deformaciones.. hasta quitar imperfecciones en la piel, poner luces donde no las hay y miles de variantes que uno se encuentra a lo largo de su carrera.. y todo eso es retoque también.

Os dejo dos vídeos de un par de retoques  que he realizado: Uno de estudio con una modelo y el segundo para salvar una imagen en condiciones dificilísimas. Son aproximadamente 1 hora el primero  y 35 minutos el segundo, resumidos en un minuto y medio.

Bon appétit